jota, unas birras en la terracita???

El calor me está afectando incluso mi estado anímico, tengo la sensación de derrumbamiento interno al mínimo movimiento más allá de la extensión de brazo hacia la botella de agua.
Incluso el gato está agobiado por el calor, no para de buscar la superficie de suelo más fresquita para depositar su extensa panza peluda. Lo que más me duele es que me mira desde el suelo maullando a volúmen 1 como pidiéndome explicaciones… no basta con cambiarle el agua más fría que pueda salir del grifo.
Hace un rato se ha levantado para asomarse a la terraza que he abierto buscando algo de corriente en casa, y se ha dado la vuelta desanimado al comprobar que casi se está más agusto dentro de un microhondas.
Tras el concierto del Egaleo subimos todas las guitarras a mi casa, las mías y las de Giorgio, incluído su amplificador Fender Deluxe… Liber lo huele extrañando este nuevo elemento decorativo en la habitación y prueba suerte subiendose encima y extendiéndose… pero termina huyendo al poco.
A todo esto tengo que preparar la reunión con Jose Carlos para esta tarde y el repertorio del ensayo de mañana, porque a poco que nos descuidemos el concierto de Badajoz está a la vuelta de la esquina y hay cosas que aún no están claras para el 18 de agosto.
Bueno una cosa sí está clara, hay una piscina justo al lado del campo de futbol “el tomillar” donde se celebra el festival en la que seguramente hagamos tiempo buena parte del día hasta el concierto porque hoy me acaban de decir que en badajoz están a 40 grados…
Dios, espero que Jose Carlos acceda a invitarse a unas birras en la terracita del bar de la esquina, porque aquí nos vamos a asar y la reunión va a ser un poco larga, de esas de papel y boli.
Siento la llamada de la piscina… de este finde no pasa, a ver si se anima el gato.

¿te gustó?? comparte!!!