BITACORA BADAJOZ-TALAVERA

Había estado vacilando a gente de otros grupos de mi pericia a la hora de alquilar la furgoneta que nos llevaría a Badajoz y Talavera el finde, y todos me miraban como extrañados, dejándome entreveer que alguna trampa tenía que haber para que Pepecar nos dejase una furgo de 9 plazas 4 días por 125 Euros.

Joder qué razón tenían. El refranero español se queda corto y me quedo sin recursos… “cuando el rio suena…”, “nadie vende duros a pesetas”, etc, etc, etc… Me cargé de paciencia cuando para formalizar el alquiler tuvimos que soltar una fianza que cobraron en el momento, un suplemento de kilometraje adicional y una extensión de franquicia por si teníamos algún percance con furgo. Todo esto sin contar que no había forma de contratar un seguro a todo riesgo. Resultado: ibamos acojonadísimos dentro de la furgo rezando letanías infinitas para que nadie tosiera a menos de 2 metros de la furgo.

Quitando este detalle, la Mercedes Vito se portó de lo lindo (consumió lo suyo eso sí) y a las 14:00hrs estábamos cargando hasta las trancas todo el material sónico de sandropop en un maletero que no era tan magnánimo como parecía a los ojos en un primer momento.

Salimos del local con cierta ansia por dejar atrás el cartel de Madrid Comunidad Autónoma, y en cuanto eso ocurrió buscamos dónde llenar el vacío que el hambre deja a las 15.30hrs de un viernes soleado, sin tráfico y con todas las televisiones repitiendo el regate imposible de Robiño en el Maracaná (y su posterior fiesta brasileira….).

La siguiente parada ya en tierras extremeñas aprovisionó de botellas de agua mineral el resto del viaje y un acento muy marcado del camarero nos anunciaba que estábamos en “truíllo” (trujillo).

No eres consciente de dónde está Badajoz capital hasta que llegas casi al final de la autopista, y es que lo siguiente a la capital pacense ya es Portugal. No hay problemas en encontrar la Sala Mercantil, en pleno centro, centrísimo de la ciudad, junto a la Catedral. No es fácil aparcar, confío en mi suerte, pero esta vez se hace esperar y tenemos que descargar en plena calle cortando el tráfijo unos minutillos de nada.

Las pareces de Badajoz están repletas de carteles Sandropop, la sala tiene una pantalla luminosa exterior anunciando el concierto y algún medio local se hace eco del concierto publicando pequeñas notas de prensa sobre la visita de sandropop a Extremadura.

Hemos llegado, here we are!

La sala es preciosa, el escenario muy coqueto, circular con telón negro de fondo y unas bonitas luces bañando de color el ambiente. Se nos presenta “Josu” el técnico de sonido, amable, cercano, bonachón y con las cosas muy claras, pienso “perfecto” un tío así nos vendría de vicio para toda la gira. Cablea con paciencia y nos deja sonar, al ver lo que sale del escenario en la prueba nos da la enhorabuena por el sonido. Los detalles en la prueba de sonido son vitales para mí, así que me concentré más de lo habitual para que la batería de Alex estuviese en un punto donde no me quitara movilidad, que mi voz estuviese más cargada de graves que de agudos, para que la ecualización de la acústica saliese plana desde la mesa de sonido y de que por una puñetera vez en la vida pudiese escuchar perfectamente mi guitarra eléctrica por monitores…… Dios santo! parecía un sueño, todos mis deseos hechos realidad….

Manolo Vega, es el programador de la Sala y estar esta noche aquí se lo debemos a él, llega a la mitad de la prueba… nos miramos, nos presentamos y enseguida nos fotografiamos el perfil de personalidad el uno del otro. Su mirada me es muy familiar, y su sentido de la paciencia me ayuda a relajar mis, muchas veces exageradas, dotes de relaciones públicas.

Nos lleva al centro de Badajoz a cenar…. increíble cena, caprichos al paladar. Lo justo y necesario como para no salir pesado al escenario. Buen vino y mejor carne. Hablamos de música lo justo y necesario, lo cual se agradece. Después al Hotel, ducha, ropa de escenario y… andando a la sala.

En los camerinos estábamos relajados pero mascando cierta tensión más por las ganas de subir a enfrentarte con un público nuevo que por la actuación en sí misma.

Unas 100 personas esperaban, luego fueron más… “Más agua que en el mar” abre el repertorio y veo en seguida que la cosa funciona, empiezo con esa sensación de estar como un metro por encima del escenario. Siempre me pasa, en los primeros temas siempre tengo la sensación de estar flotando, de no tener los pies sobre las tablas. Miro a George y me encuentro al gladiador en plena lucha con el rock and roll dándolo todo en cada coro, en cada acorde… “todo bien” me dice algo por dentro. Álex está metido de lleno en su metrónomo y su postura en la batería y Kike sonríe desde mi derecha. El show ha comenzado con buen pié.

sandropop en MercantilVeo entre el público gente de Fuenlabrada de los Montes, se saben las canciones. Ocupan las primeras filas y animan con sus gritos de apoyo. Hasta la cuarta canción no he aterrizado, intento alargar ese momento, afino la guitarra aún sabiendo que está perfectamente, pero quiero sentirme un poco más seguro. Poco a poco la gente da más palmas, la pareja del fondo a la izquierda se la suda que estemos dando la vida aquí arriba, están a su rollo…. los demás aún no se creen al artista, debo estar fallando en algo… coño, ahora viene “al norte”, es mi niña bonita, aquí hay que darlo todo… vuelvo a flotar en este tema, siento como si estuviera representando la canción en una obra de teatro, “cariño, no te voy a avandonar jamás si tú no dejas de mirarme”…… aplausos, sinceros, de corazón, la gente se está metiendo en el concierto…. seguimos en la parte acústica moviéndonos en un pop que hay que acentuar mucho rítmicamente para “mover” a la gente, Alex sigue repartiendo… George lo borda en los coros … “No engañes a los ángeles”… podría suavizar este tema, pero hoy no es el día, hay que dar más caña tengo la impresión de que al gente quiere distorsión …. no me equivoco, me desgañito en los estribillos y pretendo convencer todos y cada uno de los presentes del mensaje de la canción…. creo que les he convencido.

Juntos en la Miseria le da un protagonismo a George que me ayuda a repartir protagonismo, y de aquí al final del concierto soportamos juntos la carga…. La gente pide “otra, otra”… tenemos mas? estaba preparado evidentemente, pero nadie se espera que empecemos el bis con este tema, tengo mis dudas, Alex no lo veía claro en los ensayos, hoy es la prueba de fuego………. primeros acordes….. si…. la gente se la sabe, bien, bien….coño bien.

Fin del concierto, hemos vendido algunos discos que firmamos con cariño, hay gente que viene con carteles del concierto. En el camerino suben los más asíduos de la sala que se permiten esas confianzas y nos hacen algunas críticas… hay gente a las que el “pop” de sandropop les pone en prejuicios absurdos y eso me toca la moral, así que me abstraigo de la conversación.

recogemos, solos, como siempre, la gente llena la sala, copas, música, y yo solo pienso en descansar, en el fondo tengo miedo a no llegar bien con la voz al concierto de mañana en Talavera. Tenemos parking en el hotel así que metemos todo en la Furgo y mañana será otro día. George y Kike se piran a conocer la noche pacense. Los demás nos vamos al Hotel Cervantes a dormir. Nos aseguran que no tenemos que dejar la habitación a ninguna hora en concreto, lo que nos deja muuuuuuuuuuuy tranquilos…. son las 4:15 de la madrugada, ya hemos tocado en la Sala Mercantil, por fín, después de 2 discos intentándolo.

hotel cervantes12.35 am…. ring…. ring… no puede ser, ring… ring…, Teléfono de la habitación??? no puede ser, ring, “diga”???? hola le llamo de recepción, necesitamos las habitaciones…………………

Si… deprisa, corriendo, ducha, maleta, desayuno, compra tabaco, un café con leche, mejor dos, nos dijeron que…

El camino a Talavera de la Reina fue un desfile de silencios, cabezadas contra el cristal interrumpidas por algún bache que otro, un bocadillo de lomo y un depósito de diésel.

Aunque nos habían dicho que la prueba de sonido era a las 8, llegamos a la sala a las 6 y media, lo que nos dió un tiempo precioso para ver las sesiones de clasificación de Fórmula 1 en Brasil, el 3-1 del Villareal al Barça y montar todo el equipo en tiempo récord para ir a cenar y a la habitación a cambiarnos para la actuación. Yo, además, necesito un rato de cama para relajar los músculos y dar calor a las cuerdas vocales.

A las 12.15 no había mucha gente en la sala, pero en cosa de 15 minutos se llenó, no del todo, pero al menos la parte que se tiene que llenar para que te merezca la pena subir a tocar. No hay escenario para todos, solo tarima para la batería y el resto tocamos a ras de suelo. Adrián ha hecho todo lo que está en su mano para que las cosas salgan lo mejor posible y gracias a Paco podemos salir al exterior con un sonido que me sorprendió muchísimo al tratárse de un aparentemente modesto juego de voces con un sólo monitor para todos…

Judith y compañía llenan la mitad derecha de la sala, la otra mitad son curiosos y gente a la que tenemos que conquistar. Curiosamente todos tenemos unas ganas brutales de salir a disparar rock,n,roll, como si tuviésemos alguna espina clavada del ambiente del día anterior. Son las 12.30, tenemos que salir, subimos, suena intro, todo comienza ya. Lo noto, hoy no tenemos medida, Kike suena perfecto, George está entregado y Alex lepega con rabia… se nota que tenemos público en Talavera, la gente se sabe las canciones, desgranamos canciones una tras otra disfrutando a tope, me sorprende lo bien que estoy de la voz, mis cuerdas vocales están perfectas, intactas, si me apuras mejor que el día anterior. Antes de empezar a tocar hemos decidido que yo tengo que tocar la guitarra en menos canciones, quitamos de un plumazo 3 temas, lo que me deja 6 temas con guitarra sobre 16 de repertorio, estoy contento y con la tarima de alex me lo paso de vicio, subo y bajo emulando a Bruce Dickinson. jejeje lo estoy flipando… la gente se contagia, mañana Dios dirá, pero hoy morimos aquí….

Acaba el concierto, estoy empapado, me cambio, firmamos discos, se han vendido más discos aquí que en Badajoz, la gente nos felicita, Adrián nos da la enhorabuena sincera, dice que repetiremos, recogemos, y nos preparamos para cruzar el frío Tajo sobre el puente romano buscando descansar para volver a madrid por la mañana.

todo cubica bienA las 9.15 de la mañana del domingo George está peinado y lavado esperándonos a los demás. Volvemos a la sala para cargar la furgo que aparcamos en la misma puerta. Es curioso que cada vez que cargamos caben mejor las cosas que la primera vez, incluso sobra espacio.

Volvemos al local, a madrid, a casa, a la camita, a la ducha de agua caliente, a pensar en la siguiente cita: Mayorga de Campos (Valladolid) y Zamora….

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.