Al norte

Rumbo al norte, carretera de Burgos, hora punta en Madrid. Al menos el sol nos respeta, acarician sus rayos nuestras ganas de volver a la carretera y su calor nos hace más vulnerables y románticos pensando en lo que nos depararán dos noches de conciertos seguidas en puntos tan separados en la piel de toro.

Creo que es la primera vez que soy puntual, o al menos que no llego el último al local. Se va notando la experiencia a la hora de colocar todo en la furgo, en apenas 15 minutos todo está dentro, bien ubicado y encima sobrando espacio.

Vamos muy bien de tiempo, apenas hay tráfico de salida de Madrid, lo cual nos pone cruzando el puerto de en nada y saliendo de Madrid en menos de lo que pensábamos. Así que en dos horas y poco más llegamos a Burgos, con el gps programado para dejarnos justo en la puerta de la sala Bolera Vip Club,que es sencillamente eso: una Bolera, con bolos y bolas. Pero que tiene una planta justo de bajo habilitada para dar conciertos, por cierto, la sala preciosa, bonito escenario, buen sonido y muy cuca.

Me sorprendió nada más entrar ver que estaba anunciado un concierto de Obús, nada más y nada menos, para la semana siguiente, con lo que enseguida entendí que la sala tenía aires de grandeza y que venían a ella a tocar grupos de mucho nombre.

Últimamente las pruebas de sonido consisten en subir el volumen a los amplis, en cuanto colocamos todo solo hay que equilibrar volúmenes porque el sonido está muy definido en esta banda, así que la prueba de sonido duró muy poco y enseguida Hotel y cena.

El concierto estaba anunciado a las 22.30hrs. pero subimos a las 23.15 al escenario sabiendo ya que apenas había 20 personas en la sala. Eso te afecta en parte, pero una vez pisas el escenario no tenemos medida, tocamos igual de motivados con 20 que con 200, nos realimentamos de la música y lo damos todo. Todo lo demás no es música, es otra cosa que está fuera del alcance de nuestra capacidad como artistas. Carteles, cuñas de radio, promoción, industria y demás conceptos alrededor de un concierto son cosas que pueden funcionar bien, mal o regular, pero nosotros ahí arriba somos la razón por la que gira nuestro disco y por el que estamos apostando con nuestra vida cada vez que subimos a tocar.

Acabado el concierto comprobamos que había gente en Burgos que no estaban allí por casualidad, Laruky, Lorena, Mary, Ofe, Ainhoa, Colicluni lo dieron todo desde abajo, cantando todas y cada una de las canciones. Las camareras también hicieron su parte, a falta de curro poniendo copas, sus palmas también animaron bastante la noche.

Nos fuimos a un bar de rock cercano a la sala y allí estuvimos hablando de música, música y música hasta las tantas de la madrugada. El hotel… aceptable, ya lo conocíamos de nuestra última visita a Burgos en diciembre… dormir lo justo para levantarnos y continuar nuestra ruta por el norte destino Coruña.

11.30 am. Todos arriba: ducha, después Todos abajo: desayuno. George y Rodri se asoman para asegurarse de que la furgo está en el mismo sitio donde la dejamos de madrugada, sí, está… Desayunamos, pagamos, salimos y …. ¿y la furgo?… George se frota los ojos, algo falla.. no hay furgo, o al menos no está donde estaba hace apenas 20 minutos… nos acercamos lentamente, temiéndonos lo  peor, al lugar donde estaba aparcada y, en el suelo hay una pegatina verde que nos indica lo que nos temíamos: la grúa la ha retirado por obstaculizar parcialmente un vado permanente.

No sé si habrá records de improperios, insultos y demás agravios a la madre de lo abstracto, pero estoy seguro de lo batimos en ese instante. La poca pasta que llevaba encima la gastamos en recuperar la furgo del depósito, al que por supuesto llegamos en taxi. Esto tenía como consecuencia dejar el hotel sin pagar….

Hay un tipo de silencio que no solamente es vacío de ruido en tus oídos, también hay vacío en tu estómago, en tus brazos, en tus piernas… así estábamos de camino a Coruña. Obviamente avisamos de todo esto a DFX y enseguida se solucionó lo del hotel.

El camino de Bugos a Coruña no se hizo tan pesado como parece cuando estás mirando el mapa, la autovía que une Burgos con Astorga es realmente impresionante, hace muy cómodo el trayecto y de no ser por la espesa niebla que reposaba en los campos, hubiéramos disfrutado de un verdoso horizonte que sin embargo no dejaba de recordarnos dónde estábamos… Al Norte.

Sin un duro en el bolsillo, por el incidente de la furgo, nuestras tarjetas de crédito empezaron a funcionar con carácter de urgencia para repostar diesel y sobre todo comer, lo cual hicimos nada más pisar la provincia de Lugo. Ya estábamos en Galicia, ese lugar que me inspiró la melodía del estribillo de esa canción, mi favorita, llamada "Al Norte" hace ya unos cuantos años.

Mardigrass es una sala de esas que tiene música en sus paredes, lo respiras en cuanto entras. A coruña es una de mis ciudades favoritas de España y para mi tenía un sentimiento especial tocar allí. Vimos carteles de Sandropop pegados por las calles, vimos anunciado nuestro concierto en prensa local, nos dijeron que había habido cierto bombo con Sandropop en Coruña, pero a la hora del concierto… menos gente incluso que en Burgos, pero la gente que vino lo hizo porque quería vernos. Pagó su entrada religiosamente y participó con su respeto de nuestra música que defendimos dignificando esta profesión lo mejor que pudimos.

Tras el concierto charlamos con la gente y bueno, de ahí ganamos el cariño de Eva, "la de Lugo" que al final se ha registrado en el foro incluso.

Me gustó mucho el Hostal "El Sol", donde nos alojamos, hay cosas que no entiendo, hay Hoteles que son una mierda comparada con algunos Hostales pese a la diferencia de categoría, desde luego el Hostal el Sol es para recomendarlo si alguna vez vas a Coruña.

La vuelta vino acompañada por música de esa que nos pone mucho George y a mí, Whitesnake y Queen hicieron menos amarga la vuelta y nos liberó un poco la mente para dejar de pensar en lo duro y a la vez romántico que puede llegar a ser hacer 1300 kilómetros en dos días para terminar tocando para 30 personas.

No quería volcarme a escribir antes sobre esto porque me conozco… quería dejar pasar tiempo  hoy, jueves, después de un rato largo hablando de lo ocurrido en DFX Records, hemos puesto en marcha un plan que ha recargado de ilusión la moral de Sandropop…. pero eso… forma parte de otra hoja en este diario.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.