Vuelta tranquila

Ya estamos en casa. La vuelta ha sido muy tranquila, Valladolid está cerca, más de lo que pensaba. En poquito más de dos horas nos hemos puesto del tirón en Madrid, sin parar.

Ayer llegando a Valladolid nos invadió un sentimiento de "buen rollo" a todos que se trasladó a toda la noche, concierto, y lo transmitimos al público. Vino gente, los incondicionales de Burgos cumplieron su promesa y allí estaban, incluso grabando el concierto. Y el resto de público fue una conquista, que conseguimos poco a poco, esa es la sensación. Nos acostamos con una sensación de haber triunfado que hacía tiempo no tenía…

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.