En la Boca del Lobo

 

En cambio el concierto del día 9 sí merece no sólo comentarios, sino todo tipo de elogios a quienes se acercaron por "la boca del lobo" a vernos el día en que la Nieve invadió Madrid. Creo que mi madre llamó mil quinientas veces a mi casa avisándome cada noticia que aparecía en televisión acerca de cualquier minicatástrofe por el caos circulatorio en la gran urbe. Especial mención la sensacionalista información de Telemadrid que no hizo más que auyentar a la población para que no saliera de sus casas… pero joder, mirabas por la ventana y veías que en realidad no pasaba nada.

A pocas horas del concierto mi móvil comenzaba a llenarse de sms de amigos y fans que excusaban su ausencia por culpa de la climatología.

Reconozco que salí de casa un poco acojonado. Vivo pegado al a carretera de Toledo (A-42), tengo como 15 kms antes de llegar al centro, a Madrid Centro, a Santa María de la Cabeza y la verdad es que el asfalto sólo estaba ligeramente mojado, además a las 19.30hrs de la tarde/noche no caía ni un solo copo de nieve. Así que llegué al corazón de la ciudad con total normalidad, aparqué, descargué y allí mismo evalué la posibilidad de anular o no el concierto.

La llamada de mi amigo del alma Roberto Cintas me tranquilizó bastante, al igual que yo miró por la ventana antes de creer a pies juntillas lo que decía Telemadrid. Me preguntó cómo veía yo la situación por el centro: "Roberto, no cae ni pizca de nieve aquí"… me respondió: "Me lo imaginaba, en la tele están exagerando con imágenes de las 9 de la mañana". Así que empecé a tener fé en que mucha o poca, al final gente vendría al fin y al cabo.

Pasó el tiempo volando, y al poco de probar sonido ya había llegado la hora del concierto… miré a la sala y la vedad… me llené de alegría. Es cierto que no hace falta mucha gente para llenar "La boca del lobo" pero las casi 50 personas que había daban mucho color en una de las salas que me faltaban por pisar en la capital.

Me sentía lleno de algo, de orgullo, de ganas, de fuerza, de inspiración… de… a r t e … Hicimos todo el repertorio, incluída la versión de Chenoa… que por cierto cada vez tocamos mejor aunque no tan perfecta como no sale en los ensayos. Llevo toda la semana tomando medicamentos contra un posible catarro de caballo y la verdad mi garganta no estaba al 100%…. pero aparte de todo eso, en pleno concierto tomé una decisión firme… no volver a cantar seguidas "las manos del aire" y "nada es igual"… me deja casi sin fuelle para seguir con las siguientes canciones.

La gente nos arropó en todo momento, muchas caras nuevas… otras ya empiezan a ser habituales.

Me gustan escenarios más grandes, pero también me gusta controlar las caras de la gente que tengo delante y me sentí muy agusto en un escenario más bien pequeño pero que me permitía ver desde el primer al último espectador.

Después del concierto… pinchamos el nuevo videoclip en la planta de arriba… Estaba impaciente por ver la reacción de la gente. Gustó… mucho.

Firmamos algunos discos, firmamos todos, la banda al completo, creo que ganamos a algunos fans y convencimos a muchos más que nos habían visto sólo un par de veces.

Madrid como te quiero.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.