A priori … (Burgos inolvidable)

DSC05411A priori, si te dicen tocas en Burgos y te vuelves en la misma noche, lo que piensas es que no está tan lejos, que puedes hacerlo.

A priori si te dicen que tocas un lunes a las 21.00hrs en una sala que no está céntrica, que hay que subir una montaña donde a mitad del camino el alumbrado te hace recordar determinadas películas de terror, lo que piensas es que no va a venir ni Dios a tu concierto.

A priori si te dicen que en el periódico local de Burgos el concierto sale anunciado con una foto del año 2001 con el pelo largo, tu primera banda y una imagen desfasada y que en la Guía del Ocio local la foto que han puesto es de otro artista bajo el nombre Sandro pop (así, separado)… lo que piensas es que todo va a ser un desastre.

A priori si quedan 5 minutos para hora límite del comienzo del concierto y no has comenzado la prueba de sonido, empiezas a echar cuentas del tiempo que te queda para volver a casa y olvidarte cuanto antes de la crónica de un fracaso anunciado.

Pero la música es magia, y la magia transforma realidades en sorpresas que te hacen sonreir.

David me preguntaba con sorna ¿pero quién coño va a venir aquí a tomarse ni siquiera un café un lunes?.

La respuesta la tuvo a las 21.15hrs. Unas 70 personas abarrotaban la sala, muchas caras conocidas, y otras que nos miraban por primera vez. Empieza a ser habitual que venga a vernos gente de Madrid (Olga, Leticia) y además gente incondicional autóctona que no falla nunca siempre que vamos (Ofe, Mary), y sorpresas como Bárbara, Celia o Gorka. Con caras amigas entre el público uno sube con más seguridad arriba. Esta vez veníamos en acústico, en un formato nuevo.. Alex tenía un examen en Madrid y era imposible contar con él para este concierto, así que nos presentamos Danny, David y yo con la firme intención de mantener el nivel como buenamente pudiésemos sin nuestro seguro de vida a la batería detrás de nosotros.

Reconozco que me costó un par de temas hacerme con el escenario, titubeé un poco al principio, la chaqueta me apretaba para tocar la guitarra, así que me la quité a la tercera canción y eso me liberó del todo. El echo de que el concierto fuese acústico posibilitaba que la voz estuviese en un buen primer plano y la audición fuera perfecta. El sonido era mas que aceptable y mi voz me bañaba por monitores como me gusta para darlo todo arriesgando allí donde generalmente pasas por alto en un concierto eléctrico.

Lo reconozco, nos fuímos creciendo proporcionalmente a la longitud del concierto y la intensidad de los aplausos en cada canción. La gente de Burgos además puso su granito de arena, nos escuchó con mucho respeto, nos compró muchos discos y firmamos unos cuantos autógrafos. La modestia me come, y tengo que luchar mucho contra mí mismo para reconocer que «nos salimos» en este concierto. Que ha sido uno de los mejores de lo que llevamos de gira y que la gente es sencillamente encantadora en Burgos.

DSC05416 DSC05417 DSC05427 DSC05425

DSC05423  DSC05421 DSC05419 DSC05416

¿te gustó?? comparte!!!