sí tio…

El calor atrapa mis neuronas, están anoréxicas estos días.

Cuanto menos hago, menos quiero hacer. Y sin comerlo ni beberlo nos plantamos en julio, toma ya…

Coño ya es Julio?

si tio

Han abierto las piscinas

Si tio.

Operación salida?

ya te digo tío.

veo el domingo pasar delante de mis narices como quien ve un avión de publicidad tumbado en la arena de la playa, así se ha pasado la primavera…

añoro el mar propiamente dicho, no en sí mismo la playa, sino la sensación de infinito e interminable mar sobre el horizonte. Esa sensación de dar la última curva y encontrártelo de bruces, como una hostia de esperanza, así tal cual. Yo creo que el ansia de vacaciones comienza a saciarse justo cuando experimentas ese sentimiento. Los que somos de interior lo sabemos bien, y en concreto yo lo vivo casi como algo ceremonioso y ritual.

Ya ponerme más o menos moreno me da un poco igual.

Sigo esperanzado con cortarme el pelo cuanto antes, pero no encuentro el hueco.

Liber anda por la casa sin encontrar sentido a nada, su gran cantidad de pelo le tiene adormecido y agobiado estos días de calor intenso.

El ordenador, el estudio de grabación, los cables, el midi, las guitarras han tenido estos días sesión extra de trabajo. Sigo componiendo.

Va a resultarme muy raro volver a los ensayos para preparar los dos conciertos que tenemos en verano, estar centrado en el nuevo material me hace extrañar mucho el set-list de “Sindicato de Canciones”. En el fondo de mí sé que el vuelo de este disco está llegando a su final, pero no me pone triste. Sólo pensar en cómo va de avanzado el nuevo material me hace sentir enérgico y optimista. Quizá sea mi último disco, será el cuarto y ya seré demasiado jóven para morir y demasiado viejo para seguir luchando.

Cuando acabe esta semana casi estaremos a mediados de julio como quien dice, ya me contarás en qué se nos ha ido el verano otra vez sandrito.

Sí tio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.