Mariposas en el estómago.

Foto0136Los días de frío avisan su llegada, y quien avisa no es traidor, así que pongo especial cuidado en el espejo, añadiendo a la camiseta que me mola una bufanda y algo más de abrigo… la sensación de volver a los ensayos me emociona quizá en exceso. Para la edad que tengo estas pequeñeces no deberían resucitar las mariposas en el estómago. Pero es que un buen ensayo muchas veces es tan reconfortable como un concierto.

Y sé que n o estaremos todos, pero la concentración y la tensión que tienes en el local mueve montañas a la hora de producir y demás. Ahora mismo esta banda es un ferrari aparcado en la calle a pleno invierno, cuesta arrancarlo y consumirá mucho combustible en los primeros kilómetros hasta que se caliente, pero luego será una delicia conducirlo cuanto más lejos y más deprisa mejor.

Peter y yo hemos estado trabajando mucho en los últimos meses produciendo algunas cosas en mi casa, pero no es lo mismo llegar al local y bañarte de un buen puñado de decibelios y sentir las ondas pegándote fuerte en el pecho. Me llevé el ordenador para probar algunas pistas que habíamos grabado en casa y la verdad que fue una herramienta de gran ayuda durante todo el ensayo. Me parece increíble hasta donde puede llegar la informática musical. Nos estamos planteando llevar al directo los ordenadores directamente.

Se me olvidó pedir el mando de la calefacción en el local y estuve estoicamente aguantando el frío en los pies durante las 3 horas que estuvimos allí. Joder parezco Foto0015nuevo en esto… La inclusión de Peter en la banda está siendo fundamental a la hora de concebir ciertos detalles en arreglos que gracias a él dan esa pincelada de elegancia que tanto me gustan en las canciones. Creo que estamos más compensados que nunca en la banda y siento en firme convencimiento de todos de que saldremos al directo con un sonido en bloque impresionante.

De momento toda la banda estamos de acuerdo en no forzar en directo lo mismo que hay en el disco, y de hecho yo quiero rescatar algunas versiones de temas que hacíamos antiguamente y que me siguen poniendo los pelos de punta. En cierto modo estoy concibiendo el nuevo disco pensando más en mí y menos en la gente. Es probable que mi peor disco sea “Mientras sigo Vivo”, y sin embargo ha sido el que más expectación causó, siendo el disco más íntimo y menos comercial de todos.

Foto0242El otro día una fan me preguntaba si iba a seguir en la línea de “Sindicato de Canciones” o iba a cambiar de estilo. La verdad me sorprendió la pregunta porque uno no es consciente de tener un estilo u otro, pero en cierto modo sí que existe un patente miedo a “repetirte”, y es justo de lo que quiero huir en este disco. No repetir los mismos clichés del disco anterior, que aunque funcionaron, me encorsetaron en un directo en el que fuimos muy esclavos de las programaciones.

A día de hoy las cosas están yendo tan despacio como predijo el cabrón de Alex (batería), y aún así creo que estamos macerando un buen licor que encontrará el apropiado paladar que agradezca el tiempo que sea necesario hasta su descorche.

Hoy hemos quedado en mi casa Peter, Alex y yo para revisar los conceptos básicos de la grabación de lo que llevamos y lo que vamos a grabar en breves y mañana primer ensayo del track list con toda la banda al completo.

Sólo le pido a Dios que me siga manteniendo estos nervios en el estómago mientras me siga sintiendo artista.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.