Retrasos.

Todo se retrasa, los días se convierten en semanas y las semanas en meses. Como siempre en música. Las primeras mezclas del disco que me han enseñado no me convencen mucho, estamos retocando detalles de base para acercarnos más al concepto que tengo en la cabeza.

No contaba con esto, estoy muy mal acostumbrado. Con mis anteriores discos las mezclas no fueron ningún problema. No se acaba el mundo, pero sí es cierto que el retraso ha trastocado muchos planes.

Los momentos de risas y buen rollo en el estudio se han ido transformando en tensiones y se nota que estamos en la parte más seria de la película.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.