Ser o no ser.


Dos frases resumen este momento.

“Uno tiene que saber cuándo has terminado de grabar un disco” y es que después de escuchar las mezclas, después de haber colocado esas guitarras, esos coros, esa batería donde más o menos crees que se oye todo claramente… tienes que saber cuándo ya no se puede hacer nada más. Es más, aunque se pueda hacer algo más, llega un día en que ya no tiene sentido un minuto más delante del ordenador mezclando el detalle más mínimo para que el tema mejore en esa fracción de segundo en que una guitarra da paso a un teclado o vicebersa.

Estamos en ese momento en que ya están dadas las últimas coordenadas de navegación y estamos prácticamente atracando en el puerto, ya no vamos a ir mucho más lejos de donde estamos. Así que a día de hoy, Principiante Veterano ya ha culminado su periodo de gestación y no queda más que esperar a romper aguas.

Otra de las frases es “Un disco no se vende con explicaciones”, que gran verdad. Tú vendes tu disco, cerrado, encelofanado, precintado. Se abre como todos, mide lo mismo que todos, pesa lo mismo que todos los demás. Cuando se mete en el reproductor tú no vas a estar al lado del oyente para explicarle que la batería está un poco ambientada, o que se nos fue la mano en el estudio con los niveles de los arreglos. Si suena…. suena…

Así que yo en este momento sé que podría estar escuchando al milímetro el disco intentando solucionar cada pequeño detalle de mezcla para intentar rozar la perfección, pero tambien siento que dar vueltas a una fracción de segundo de una canción no va a mejorar sustancialmente lo esencial de este nuevo álbum: las canciones.

Sé perfectamente que habrá canciones que llamen la atención más que otras, curiosamente el otro día me sorprendió que todo el mundo le gustase un tema como “Bajo Mínimos” y otras canciones que para mí son importantes igual pasan desapercibidas. Y eso ni lo voy a evitar ni lo voy a provocar porque una guitarra esté más alta que otra o un pad de fondo se haya quedado incomprensiblemente atrás.

De aquí a dos años estaré defendiendo este disco escenario a escenario, concierto a concierto, haciendo sangrar el alma para cantar, porque … sino sangras cuando cantas, las palabras solas significan “nada”.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.