Como un animal

“La insoportable levedad del ser” me gustó como libro y como película. La interpretación del film quiere dejar en buen lugar el sexo infiel al que se ve empujado el protagonista. El deseo descontrolado hace presa la voluntad, la inercia de la lujuria hacia la atracción irremediable de lo prohibido. Añorar lo que no tienes.

O sencillamente puro vicio, puro morbo.

No es demasiado fácil maquillar algo que en su esencia parte de un sentimiento animal, fue un reto para mí esta letra teniendo en cuenta lo que quería expresar. Transmitir deseo incontrolable pero con subyacente poética que se hiciese audible sin sonrojar a nadie. Disparar frases no demasiado evidentes para dar que pensar y después que cada uno añada los colores que complementen mejor la escena.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Letra y música: Sandro Muñoz.

Como un animal.

De su cuerpo en mi boca

Sacio el paladar.

Devorar sin más.

De un rincón escondido

El más dulce manjar

Y me sabe mal

Satisfecho el deseo

No quiero verla más.

¿Qué penitencia habrá

digna de este pecado

que sabe a eternidad?

Caigo en las piernas

De una jaula abierta

A lomos de la indecencia

Acelerando en su esencia

Voy a más velocidad

de la que puedo parar

Dime quien le pone freno a este animal

_______________________

Y jamás saldrá

En mis noches de fiebre

su nombre al soñar.

Su debilidad

Reconoce al demonio

que intento ocultar.

Le vuelvo a jurar

“De esta cita a escondidas

Ya nunca habrá más”

La infidelidad

Desea con ella

Perder su virginidad

Caigo en las piernas

De una jaula abierta

A lomos de la indecencia

Acelerando en su esencia

Voy a más velocidad

de la que puedo parar

Dime quien le pone freno a este animal

Quizás exista en una vida anterior pero no en ésta.

¿Cómo pensar que fue mentira un sueño que no soñé?

Pero esta sed echa de menos su delicioso néctar

Y echo de menos al hombre que fui con ella alguna vez.

Como un animal.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.