Begin, the begin.

En el local de ensayo

Revivir el tiempo pasado implica repetir las cosas que hice entonces? no lo creo.

Entonces tenía sentido, hoy por hoy me vería fuera de sitio repitiendo cada uno de mis pasos para andar un camino que ya anduve en su día.

Hay nuevos caminos, estoy seguro, aunque la meta sea la misma. Además, qué coño! soy un tío y me gusta lo nuevo, lo virgen, lo inexplorado. No soy demasiado exigente conmigo mismo, sólo busco emocionarme, en lo más hondo de mí solo busco eso… sencillamente emocionarme como el primer día, y sólo podré conseguirlo buscando nuevas vías de escapismo de este “Status Quo” que me tiene tan impávido.

El Whisky y la temeridad de terminar de tocar a las 7 de la mañana, ponerme a conducir y dormir 4 horas ya lo he vivido. Estuvo bien esa visión del rock,n,roll, pero la película ha cambiado de plano, entran otros actores, y el diálogo no es el mismo (por muy bien que me supiera el anterior).

Es la misma guitarra, pero han pasado 10 años.

Es la misma voz, pero el desgarro ya es diferente.

Ensayando en el local empiezo a fijarme más en el instrumento que tengo en mi garganta más que en la interpretación (que ya la voy dando por supuesto), estoy aprendiendo a escucharme dentro de la avalancha de decibelios de estos bestias que tengo como banda e intento encajarme con más responsabilidad que antes. Suena cada vez mejor, pero mi cabeza me dice que tiene que sonar mucho mejor. Pero un día hay que salir a tocar y punto, la presentación del disco está a la vuelta de la esquina.

Ay! Sandro, Sandro… descarta los planes del retorno a los orígenes, hay que empezar de nuevo desde un punto cero desconocido, te seas tan conservador joder, parece mentira que seas artista.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.