Nieve arropando sueños.


Efectivamente, nos quedamos atrapados por la nieve. Fue llegar y empezar a nevar, haciendo la prueba de sonido comenzamos a temer lo peor. Las llamadas al móvil se multiplicaban, gente que se tenía que dar la vuelta en plena A6, otros que tenían cortada la carretera, o que la guardia civil estaba ordenando dar la vuelta por la carretera de Colmenar.

Incluso Vikki Brian se tuvo que dar la vuelta en Torrelodones y no pudo venir.

En fin, que no es que nos pillara por sorpresa, porque la amenaza de nieve sobrevolaba sobre Madrid desde hacía días, pero no esperábamos que nos tocase allí precisamente, en Guadarrama, en uno de los puntos más altos de Madrid.

Ah, pero nosotros fuimos a dar un concierto! y eso fue lo que hicimos. Con un sonido increíble y unas 20 personas en la sala hicimos el repertorio habitual de salas, combinando mis temas con algunas versiones. No tenía mucho espacio en el escenario, pero tampoco quería hacer demasiado el animal porque el sonido era tan increíble que me merecía mucho la pena cantar cada una de las notas bien concentrado. Y sinceramente, creo que fue de mis mejores conciertos. Vendimos muchos discos para la poca gente que había, y es que Reciclaje es una de las salas más deseadas por algo.

Esta banda se va consolidando poco  a poco y vamos teniendo más confianza sobre el escenario.

Han pasado varios meses desde la publicación de “Principiante Veterano” y no han pasado demasiadas cosas, he aprendido a no tener prisa, lo que tenga que llegar llegará sin que haya hipotecado mi vida de por medio. Finalmente mi vida se ha puesto por delante de la música y no al revés, cuestión de escala de valores, que de forma natural va poniendo cada cosa en su sitio.

Mientras esperamos a rodar “Kilómetros de blues” las cosas siguen como imaginaba, lentas, pero seguras. Quería afianzar en salas de confianza el nuevo show en directo y creo que lo estoy consiguiendo.

Salen fechas, esta vez elijo muy bien dónde y cómo tocar, pero sobre todo razonando mucho el porqué… ya que estoy en esto por amor al arte quiero que sea eso, verdadero amor y no un polvo rápido. Así que esta etapa tiene más fechas acústicas que de costumbre y pocas salidas de Madrid a la espera de la llegada del disco a tienda y a Spotify.

Aparte de todo no sé porqué tengo la sensación de haber cubierto y cerrado una etapa en mi vida con este cuarto disco, es como si quisiera hacer borrón y cuenta nueva musicalmente hablando. Me apetece experimentar nuevas sensaciones y ya estoy metiendo las narices en proyectos que me proponen y que quizá antaño hubiera rechazado. Aparte me están asaltando muchas, muchas ideas nuevas para empezar a componer de nuevo, y todo eso quiero canalizarlo de una forma más creativa que hasta ahora… sin la presión de tener que publicar, editar, fabricar, distribuir…. me apetece mucho escribir, y no sólo canciones, algo más, dibujar realidades de otra forma que hasta ahora….

Pero mientras tanto la promo de este disco sigue su curso, sus conciertos y su gente arropándolo cada noche.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.