Recuerdos de Imperio Pop.

No sé cuántos conciertos de grupos anónimos se pueden dar en una noche de viernes en las salas de toda España, cien? doscientos? nosotros el viernes pasado fuímos uno más de esos grupos que se suben al escenario de una sala más a mostrar nuestras canciones a un público que generalmente ya conocemos en su totalidad por nombres y apellidos, y son ya colegas, amigos que vienen a mostrarte su apoyo, a dejarte claro con su presencia que no estás solo.

AjE6p6sCMAARdZ8

En la memoria aún tenía el buen sabor de boca de haber tocado allí años atrás cuando la sala se llamaba Imperio Pop, yo fumaba en el escenario y no existía el carnet de conducir por puntos. Por entonces aún teníamos el apoyo de alguna emisora de radio y a poco que el concierto estuviera promocionado llegabas fácil a las 100 personas de aforo. Pero los tiempos han cambiado, la sala por dentro sigue siento la misma, aunque ahora dejando más claro que está orientada a un público amante del Pop-Rock español y con un nombre que despeja toda duda “Cádillac Solitario”.

Las sensaciones fueron las mismas, que antaño, algo tiene ese escenario, esa forma rectangular, sin fisuras, sin columnas, sin formas raras, desde el centro del tablado controlas de un vistazo toda la sala, desde la barra hasta los baños, todo el público, e incluso ves a la gente que pasa por la calle.

AjEvWdCCIAA_smj

Tuve una de esas noches en las que me apetecía mucho interpretar más que la técnica vocal, sacrifiqué algún semitono por ahí en pro del espectáculo, pero dentro de un equilibrio.

Creo que dimos uno de los mejores conciertos desde que estoy presentando “Principiante Veterano”, incluso creo que ha sido mejor concierto que el que dimos en Orange Café el día de la presentación.

Tampoco me quejo de la cantidad de público, es el que tenemos a día de hoy, y si no tenemos más es porque es muy difícil llegar a más gente nueva en los tiempos que corren.

AjE8_fNCAAQis5PAhora hay que volver a ensayar y preparar con cariño todo de nuevo para afianzar un nuevo miembro en la banda que sustituye a Miguel Lezcano al bajo, ya no sé cuántas veces ha habido cambios en la banda desde que giramos con este disco. Pero gracias a conciertos como el del viernes me sigo convenciendo a mí mismo de que un empujoncito más puede merecer la pena porque…

siempre apareces cuando menos me lo espero… y gracias a tí… siempre hay alguien allí.

¿te gustó?? comparte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.