Sin amor en los bolsillos

Paseaba por la ciudad, merodeaba, navegaba sin rumbo más bien. Vestido de aventura y lobo solitario. Iba como un loco. En esa época en la que vivía rociándome de whisky para dejar ardiendo cualquier escenario que tuviera la insensatez de dejarme subir.

Algo sencillo dió un vuelco a mi corazón, una pareja de adolescentes se miraban acurrucados en un banco cerca de su instituto, en torno a ellos giraba el resto del mundo, el resto del carrusel del que yo formaba parte, mirando envidioso el torrente de amor autosuficiente que alimentaba el alma de esa parejita.

Me sentí vació dentro de mi vida llena de soledad. Esa escena me puso delante un espejo en el que me veía guapo, joven y sin nadie a mi lado.

Fue fácil tomar como punto de partida el demoledor sentimiento y escribir la canción del tirón. Sin amor en los bolsillos fue la canción que (además de “Juntos en la Miseria”) cambió mi forma de componer de cara al futuro y aunque se presentaron en mi segundo disco, Universal decidió regrabarlas para el disco “Sindicato de Canciones” dándoles un toque más moderno bajo la producción de Pachi Delgado. Como curiosidad queda que hay tres versiones de ésta canción (un día colgaré las tres versiones, prometido) para ése disco se eliminó una estrofa completa antes del primer estribillo por esas leyes absurdas que en aquella época dictaban las canciones llamadas a “singles” por las cuales el estribillo debía sonar al primer minuto …. cosas de la mal llamada “industria”.

SIN AMOR EN LOS BOLSILLOS
(Letra y música Sandro Muñoz)

sin nadie que me quiera
sin tener a quien llamar
simulando fortaleza
sin poderme enamorar

(Estrofa omitida)

sin prisa pero sin pausa
sin verguenza al qué dirán
singular forma de vida
sin futuro en qué pensar

sin temor a equivocarme
sin cansarme de buscar

sin amor en los bolsillos
sin tenerlo en quien gastar
sin gastarlo caducado
sin ningún valor legal

sin voz ni voto en la vida
sin contar para opinar
sindicato de canciones
sin derecho a protestar

síntomas de hombre vivo
síndrome de libertad

sin amor en los bolsillos
sin tenerlo en quien gastar
sin gastarlo caducado
sin ningún valor legal

¿te gustó?? comparte!!!