Terminando grabación

No termino de encajar lo maleable que se hace el tiempo metido en el estudio de grabación, sigo pensando que soy capaz de ventilarme voces en una sesión y al final siempre me pasa lo mismo.

Nos ha llevado dos días terminar de grabar todo lo que es vocal (y aún hoy quedan cosas).

Son sólo 4 temas, que además he tocado varias veces en directo, pero allí dentro las cuerdas vocales de un servidor (sin más técnica ni formación que la autodidacta) se vuelven frágiles y encuentran límites que antes desconocía. Las canciones bien, las estrofas bien, los estribillos, más o menos aceptables, pero los coros me saturan.

El miércoles la fatiga hizo mella más rápido de lo que esperaba y la garganta empezó a rascar antes de tiempo. Tuve que esperar a tener mejor día ayer. Al final sobre las 6 de la tarde no comenzamos a grabar los coros de Teresa Aguirre, incluso David grabó unas tomas para tener distintos colores de voz en algunas canciones.

La sesión de grabación se alargó más de lo que sería recomendable, los oídos cansados y la percepción un poco agotada, pero contábamos con la garantía de la afinación de Tere y aunque nos estancamos en algún momento puntual, diría que todo fue como un tiro en su set de grabación.

Cuando nos metimos en estudio tenía algunas canciones más favoritas que otras, pero ahora ha habido algún giro, alguna cosa nueva, algún experimento que no estaba previsto y podría decir que no sabría con qué canción quedarme la verdad. “La Espiral” ayer subió enteros gracias a un giro que hice de casualidad grabando una línea vocal de un coro, “Cantar Victoria” con el particular toque de violín de Teresa vuela majestuosa hasta el oído, “Nadie quiere a nadie” es para mi la gran sorpresa, y “Revolución en las Aceras” suena por fín a lo que siempre pensé que debía sonar.

Se puede decir que hoy oficialmente terminamos la grabación, que nuestro trabajo musical, instrumentista ha terminado, y ahora comienza lo difícil: encajar todas esas pistas para que tengan sentido y den forma a las canciones tal como las tengo en la cabeza. Toni Sánchez tiene mucho trabajo oscuro dentro del control en Lausán Estudio.

Hay que dejar reposar este Gran Reserva y tener paciencia para escuchar la semana que viene los primeros resultados de la mezcla.

Por mi parte, a partir de este momento comienzo a concentrar la energía en el concierto acústico que tenemos a la vuelta de la esquina, sábado 21 en Jazzville (Madrid).

 

¿te gustó?? comparte!!!